Hermandad de gloria mariana y rociera, establecida canónicamente en la arquidiócesis de Mérida, Venezuela, el cinco de diciembre de dos mil catorce, presentada en Santa Rosa de Lima, el trece de enero de dos mil quince.



 

     PARA COMENZAR

     Por la Señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos, líbranos, Señor, Dios Nuestro.
     En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.
 
 
     ACTO DE CONTRICIÓN

     Jesús mi Señor y Redentor, yo me arrepiento de todos los pecados que he cometido hasta hoy, y me pesa de todo corazón, porque con ellos ofendí a un Dios tan bueno. Propongo firmemente no volver a pecar y confío en que, por tu infinita misericordia, me has de conceder el perdón de mis culpas y me has de llevar a la vida eterna. Amén.


También puede utilizarse el texto del catecismo de la Conferencia Episcopal Española:


     Señor Mio Jesucristo, Dios y Hombre verdaderos, Creador  Padre y Redentor mío, por ser Vos quien sois, Bondad infinita  y porque os amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón haberos ofendido; también me pesa porque podéis castigarme  con las penas del infierno. Ayudado de vuestra divina gracia propongo firmemente  nunca más pecar, confesarme  y cumplir la penitencia que me fuere impuesta . Amén.

 
 
      SOLISTA:
      Señor: Abre, mis labios.
    TODOS RESPONDEN:
       Y mi boca proclamará tu alabanza.
      SOLISTA:
      Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo
    TODOS RESPONDEN:
       Como era en un principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.
 
 
     PRIMER MISTERIO GOZOSO:

     La Anunciación del Ángel a María


     MEDITACIÓN: Al cabo de seis meses, Dios envió el Ángel Gabriel donde una joven virgen que vivía en una ciudad de Galilea llamada Nazareth y era prometida de José. Entró el Ángel a su casa y le dijo: “Alégrate Tú, llena de Gracia; el Señor está contigo”. Estas palabras la impresionaron muchísimo y se preguntaba que querría decir ese saludo. Pero el Ángel le dijo: “No temas, María, porque has encontrado el favor de Dios. Vas a quedar embarazada y darás a luz un hijo al que pondrás el nombre de Jesús. Será grande y con razón lo llamarán Hijo del Altísimo. Dios le dará el trono de David, su antepasado. Gobernará por siempre el pueblo de Jacob y su reinado no terminará jamás”. María entonces dijo al Ángel: “¿Cómo podré ser madre si no tengo relación con un hombre?” Contestó el Ángel: “El Espíritu Santo descenderá sobre ti y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso tu hijo será Santo y con razón lo llamarán Hijo de Dios. Ahí tienes a tu parienta Isabel: en su vejez ha quedado esperando un hijo, y la que no podía tener familia se encuentra ya en el sexto mes del embarazo; porque para Dios nada es imposible”. Dijo María: “Yo soy la servidora del Señor; que haga en mí lo que has dicho”. Después de estas palabras el Ángel se retiró (Lucas 1, 26-38). 

 
 
     Peticiones y rogativas (intenciones):

     Luego de las peticiones rogativas e  intenciones, se comienza el rosario con un padre nuestro, diez ave marías y las oraciones conclusivas usuales de cada iglesia regional. Incluimos las más comunes.

     Por esta familia que se reúne a rezar hoy tu rosario y este novenario Santísima Virgen del Rocío, para que tu rocío de luz llegue a sus corazones colmándolos de tus dones y las bendiciones que vienen del cielo. Roguemos al Señor.

      Por el Santo Padre, el papa Francisco, por nuestro Arzobispo y hermano mayor Su Eminencia Baltazar Enrique Cardenal Porras, por nuestros párrocos, los religiosos y religiosas, para que el Espíritu Santo les ilumine, guíe y de fortaleza, sabiduría y discernimiento como pastores del rebaño rociero.  Roguemos al Señor.

      Por todos los enfermos del mundo, nuestros adultos mayores y quienes padecen alguna carencia material o espiritual, para que consigan la salud y el consuelo con la bondad y caridad divina . Roguemos al Señor.

PETICIONES  PERSONALES DE QUIEN GUÍA EL MISTERIO...

 
 
     (1) PADRE NUESTRO:
     Padre nuestro, que estas en el cielo, santificado sea tu nombre, venga a nosotros tu reino, hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo.

     R. Danos hoy nuestro pan de cada día y perdona nuestras ofensas como también nosotros per-donamos a lo que nos ofenden, no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal, Amen.

     (10) AVE MARÍAS:
     Dios te Salve María, llena eres de gracia, el Señor es contigo, bendita tu eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre: Jesús.
     R. Santa María, madre de Dios. Ruega por nosotros los pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte.  Amen.
     GLORIA, INVOCACIONES Y JACULATORIAS:
     Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo.   
     R. Como era en un principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.
     Ave María Purísima.   
     R. Sin pecado original concebida.
     Alabanzas y gracias sean dadas en todo momento al Santísimo y Divinismo Sacramento del Altar.     
     R. Y bendita sea por siempre  la Santa Inmaculada Concepción de la Bienaventurada Virgen María.

     ¡Oh Jesús mío!, perdona nuestros pecados y líbranos del fuego del infierno, lleva al cielo a todas las almas y socorre especialmente a las más necesitadas de tu misericordia. Amén.

 
 
     Oración conclusiva del primer misterio gozoso:

     ORACIÓN: ¡OH, María! gracias al sí tuyo nos has abierto las puertas del cielo, has aceptado la voluntad del Padre. Serás bendita por siempre: Tu intercesión es escuchada en el cielo porque has aceptado el plan de Dios. Permítenos orar para que seamos capaces de dar el sí a Dios Padre en cada momento que Él nos lo pida. María, ayúdanos a ser mansos y obedientes a la voluntad de Dios.

 
 

Para simplificar  la actividad y optimizar el rezo del rosario, se suprimen a partir de este misterio (segundo) las oraciones propias, rogativas y
jaculatorias, colocando solo la meditación inicial y la oración conclusiva para cada misterio (2°,3°,4°,5°), de ser necesario, remítase al primer misterio...


 
     SEGUNDO MISTERIO GOZOSO:

     María visita a su prima Santa Isabel


     MEDITACIÓN: Por esos días, María partió apresuradamente a una ciudad en los cerros de Judá. Entró a la casa de Zacarías y saludó a Isabel. Al oír Isabel su saludo, el niño dio saltos en su vientre. Isabel se llenó del Espíritu Santo y exclamó en alta voz: “Bendita eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre. ¿Cómo he merecido yo que venga a mí la madre de mi Señor? Apenas llegó tu saludo a mis oídos, el niño saltó de alegría en mis entrañas. ¡Dichosa por haber creído que de cualquier manera se cumplirán las promesas del Señor!”. María dijo entonces: “Celebra todo mi ser la grandeza del Señor y mi Espíritu se alegra en el Dios que me salva porque quiso mirar la condición humilde de su esclava, en adelante, pues, todos los hombres dirán que soy feliz. En verdad el Todopoderoso hizo grandes cosas para mí, reconozcan que su nombre es Santo” (Lucas 1, 39-49). 

     Peticiones y rogativas
     1 Padre Nuestro, 10 Ave Marías

     Gloria, Invocaciones & Jaculatorias

     Oración conclusiva del segundo misterio gozoso:

       ORACIÓN: Señor, ayúdanos a llevar a Cristo a otros, como María lo hizo. María, permítenos pedirte el regalo hermoso de la caridad.

 
 
     TERCER MISTERIO GOZOSO:
     El Nacimiento del niño Jesús en Belén 

     MEDITACIÓN: Cuando estaban en Belén, le llegó el día en que debía tener a su hijo. Y dio a luz a su primogénito, lo envolvió en pañales y lo acostó en un pesebre, porque no había hallado lugar en la posada. En la región había pastores que vivían en el campo y que por la noche se turnaban para cuidar sus rebaños. El Ángel del Señor se les apareció, y los rodeó de claridad la gloria del Señor, y todo esto les produjo un miedo enorme. Pero el Ángel les dijo: “No teman, porque yo vengo a comunicarles una buena nueva que será motivo de mucha alegría para todo el pueblo. Hoy nació para ustedes en la ciudad de David un Salvador que es Cristo Señor. En esto lo reconocerán: hallarán a un niño recién nacido, envuelto en pañales y acostado en un pesebre” (Lucas 2, 6-12).

     Peticiones y rogativas.
     1 Padre Nuestro, 10 Ave Marías

     Gloria, Invocaciones & Jaculatorias

     Oración conclusiva del tercer misterio gozoso:

       ORACIÓN: Madre del Rocío, permítenos adorar a Cristo, el Hijo de Dios, en el silencio de nuestra alma y en el fondo de nuestro corazón. Permítenos pedirte, María del Rocío, que nos hagas amar cada vez más a Jesús y pedir el regalo de la pobreza de espíritu. 

 
 
     CUARTO MISTERIO GOZOSO:
     La Presentación de Jesús en el Templo 

     MEDITACIÓN: Asimismo, cuando llegó el día en que, de acuerdo a la Ley de Moisés, debían cumplir el rito de la purificación de la madre, llevaron al Niño a Jerusalén. Ahí lo consagraron al Señor, tal como está escrito en la Ley: Todo varón primogénito será consagrado al Señor. Además ofrecieron el sacrificio que ordena la Ley: una pareja de tórtolas o dos pichones. Había en Jerusalén un hombre llamado Simeón, que era muy bueno y piadoso y el Espíritu Santo estaba en él. Esperaba los tiempos en que Dios atendiera Israel y sabía por una revelación del Espíritu Santo que no moriría antes de haber visto al Cristo del Señor. Vino, pues, al Templo, inspirado por el Espíritu, cuando sus padres traían al niño Jesús para cumplir con él los mandatos de la Ley. Simeón lo tomó en brazos, y bendijo a Dios con estas palabras: Señor, ahora, ya puedes dejar que tu servidor muera en paz, como le has dicho. Porque mis ojos han visto a tu Salvador que tú preparaste para presentarlo a todas las naciones. Luz para iluminar a todos los pueblos y gloria de tu pueblo Israel. Su padre y su madre estaban maravillados por todo lo que decía Simeón del niño. Simeón los felicitó y después dijo a María, su Madre: “Mira, este niño debe ser causa tanto de caída como de resurrección para la gente de Israel. Será puesto como una señal que muchos rechazarán, y a ti misma una espada te atravesará el alma. Pero en eso los hombres mostrarán claramente lo que sienten en sus corazones” (Lucas 2, 22-35).

     Peticiones y rogativas.
     1 Padre Nuestro, 10 Ave Marías

     Gloria, Invocaciones & Jaculatorias

     Oración conclusiva del cuarto misterio gozoso:

       ORACIÓN: María, Virgen del Rocío, enséñanos a guardar en el corazón las cosas de Dios, a poner más atención a su Voz y a su llamada y a aceptar la misión que nos vaya encomendando cada día. 

 
 
     QUINTO MISTERIO GOZOSO:
     El Niño perdido y hallado en el Templo

     MEDITACIÓN: Los padres de Jesús iban todos los años a Jerusalén para la fiesta de la Pascua y cuando cumplió doce años fue también con ellos para cumplir con este precepto. Al terminar los días de la Fiesta, mientras ellos regresaban, el niño Jesús se quedó en Jerusalén sin que sus padres lo notaran. Creyendo que se hallaba en el grupo de los que partían, caminaron todo un día, y después se pusieron a buscarlo entre todos sus parientes y conocidos. Pero como no lo hallaron prosiguieron su búsqueda, volvieron a Jerusalén. Después de tres días lo hallaron en el Templo, sentado en medio de los maestros de la Ley, escuchándolos y haciéndoles preguntas. Todos los que lo oían quedaban asombrados de su inteligencia y de sus respuestas. Al encontrarlo, se emocionaron mucho y su madre le dijo: “Hijo, ¿por qué te has portado así? Tu padre y yo te buscábamos muy preocupados”. Él le contestó: “¿Y por qué me buscaban? ¿No saben que tengo que estar donde mi Padre?” Pero ellos no comprendieron lo que les acababa de decir. Volvió con ellos a Nazareth, donde vivió obedeciéndoles. Su madre guardaba fielmente en su corazón todos estos recuerdos (Lucas 2, 41-51).

     Peticiones y rogativas.
     1 Padre Nuestro, 10 Ave Marías

     Gloria, Invocaciones & Jaculatorias

     Oración conclusiva del cuarto misterio gozoso:

       ORACIÓN: María, Madre Nuestra del Rocío, permítenos meditar en esas veces que hemos estado lejos de Jesús. Ayúdanos a entender que en las dificultades de la vida la única salvación es encontrar a Jesús y nunca alejarnos de su gran amor.

 
 
     ORACIÓN FINAL:

     Gloriosísima Señora, Virgen María del Rocío, que tan atenta estáis a las aflicciones de vuestros devotos, pues conocéis los peligros de que estamos rodeados, desatad, ¡Oh Señora dulcísima!, las prisiones a los miserables esclavos de los vicios, dad luz a los que caminan ciegos por sus pasiones, apartad de nosotros todos los males y alcanzad todos los bienes. Mostrad, Señora que sois  Madre, y por Vos reciba nuestra suplicas, el que naciendo por nosotros se dignó a ser vuestro Hijo.  Dadnos una vida llena de pureza; preparadnos un camino, el mas seguro, para que viendo a Jesús, nos alegremos con Vos para siempre. Amén.

     Todos rezan un "Padre Nuestro".
 
 
 

     Dios te Salve, María Santísima, Hija de Dios Padre, Virgen Purísima antes del parto. En tus manos encomiendo mi fe para que la ilumines. Llena eres de Gracia, el Señor es contigo. Bendita Tú eres entre todas las mujeres y Bendito es el fruto de tu vientre: Jesús.

      R. Santa María, madre de Dios. Ruega por nosotros los pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte.  Amen.

     Dios te Salve, María Santísima, Madre de Dios Hijo, Virgen Purísima en el parto. En tus manos encomiendo mi esperanza para que la alientes. Llena eres de Gracia, el Señor es contigo. Bendita Tú eres entre todas las mujeres y Bendito es el fruto de tu vientre: Jesús. 

     R. Santa María, madre de Dios. Ruega por nosotros los pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte.  Amen.

     Dios te Salve, María Santísima, Esposa de Dios Espíritu Santo. Virgen Purísima después del parto. En tus manos encomiendo mi caridad para que la inflames. Llena eres de Gracia, el Señor es contigo. Bendita Tú eres entre todas las mujeres y Bendito es el fruto de tu vientre: Jesús. 

 
 
 
 

     Dios te Salve, María Santísima, Templo y Sagrario de la Santísima Trinidad, Virgen concebida sin mancha del pecado original.

     Dios te Salve, Reina y Madre de Misericordia, vida, dulzura y esperanza nuestra, Dios te Salve.  A Ti llamamos los desterrados hijos de Eva, a Ti suspiramos, gimiendo y llorando, en este Valle de lágrimas. Ea, pues, Señora, abogada nuestra, vuelve a nosotros, esos tus ojos misericordiosos, y después de este destierro muéstranos a Jesús, fruto bendito de tu vientre.   ¡Oh clemente!, ¡Oh piadosa!,  ¡Oh dulce siempre Virgen María! Ruega por nosotros Santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar y gozar las promesas de Nuestro Señor Jesucristo. Amén.

 
 
 
 

               LETANÍAS

 
Señor,
R/  Ten piedad de nosotros. 
Cristo,
R/  Ten piedad de nosotros.
Señor,
R/  Ten piedad de nosotros.
Cristo,
R/ Óyenos.
Cristo, Sa
R/ Escúchanos.
Dios Padre Celestial, 
R/ Ten piedad de nosotros
Dios Hijo Redentor del Mundo,
 R/ Ten piedad de nosotros.
Dios Espíritu Santo,
R/ Ten piedad de nosotros.
Trinidad Santa, un sólo Dios,
R/ Ten Misericordia de nosotros.
Santa María,
R/ Ruega por nosotros
Santa Madre de Dios,  
R/ Ruega por nosotros
Santa Virgen de las vírgenes,
R/ Ruega por nosotros
Madre de Jesucristo,   
R/ Ruega por nosotros
Madre de la Divina Gracia,
R/ Ruega por nosotros
Madre purísima,           
R/ Ruega por nosotros
Madre castísima,
R/ Ruega por nosotros
Madre Virgen,
R/ Ruega por nosotros
Madre incorrupta,
R/ Ruega por nosotros
Madre Inmaculada,
R/ Ruega por nosotros
Madre amable,
R/ Ruega por nosotros
Madre admirable,
R/ Ruega por nosotros
Madre del buen consejo,
R/ Ruega por nosotros
Madre del Creador,
R/ Ruega por nosotros
Madre del Salvador,
R/ Ruega por nosotros
Madre del Pastorcito Divino,
R/ Ruega por nosotros
Virgen prudente,
R/ Ruega por nosotros
 Virgen digna de veneración,
R/ Ruega por nosotros
Virgen digna de alabanza,
R/ Ruega por nosotros
Virgen poderosa,
R/ Ruega por nosotros
Virgen fiel,
R/ Ruega por nosotros
Virgen de Pentecostés,
R/ Ruega por nosotros
Virgen del Rocío,
R/ Ruega por nosotros
Virgen del Rocío,
R/ Ruega por nosotros
Virgen del Rocío,
R/ Ruega por nosotros
Espejo de justicia,
R/ Ruega por nosotros
Trono de sabiduría,
R/ Ruega por nosotros
Causa de nuestra alegría,
R/ Ruega por nosotros
Vaso espiritual,
R/ Ruega por nosotros
Vaso precioso de la Gracia,
R/ Ruega por nosotros
Vaso de verdadera devoción
R/ Ruega por nosotros
Rosa mística,
R/ Ruega por nosotros
Torre de David,
R/ Ruega por nosotros
Torre de Marfil,
R/ Ruega por nosotros
Casa de oro,
R/ Ruega por nosotros
Arca de la Alianza,
R/ Ruega por nosotros
Templo del Espíritu Santo,
R/ Ruega por nosotros
Blanca Paloma,
R/ Ruega por nosotros
Salud de los enfermos,
R/ Ruega por nosotros
Refugio de los pecadores,
R/ Ruega por nosotros
Consuelo de los afligidos,
R/ Ruega por nosotros
Auxilio de los cristianos,  
R/ Ruega por nosotros
Reina de los Ángeles,
R/ Ruega por nosotros
Reina de los patriarcas,     
R/ Ruega por nosotros
Reina de los profetas,
R/ Ruega por nosotros

Reina de los apóstoles,                      

R/ Ruega por nosotros
Reina de los mártires,
R/ Ruega por nosotros
Reina de los confesores,
R/ Ruega por nosotros
Reina de las vírgenes,
R/ Ruega por nosotros
Reina de todos los Santos,
R/ Ruega por nosotros
Reina elevada al cielo,
R/ Ruega por nosotros

Reina del Santísimo Rosario,

R/ Ruega por nosotros
Reina de las familias,
R/ Ruega por nosotros
Reina de la amistad,
R/ Ruega por nosotros
Reina de las Marismas,
R/ Ruega por nosotros
Reina de las Marismas,
R/ Ruega por nosotros

 Reina de la Paz,

R/ Ruega por nosotros

Virgen de Coromoto,

R/ Ruega por nosotros
Virgen del Socorro,
R/ Ruega por nosotros
Virgen de Chiquinquirá,
R/ Ruega por nosotros
Virgen de Regla,
R/ Ruega por nosotros
Virgen de la Macarena,
R/ Ruega por nosotros
Inmaculada Concepción,
R/ Ruega por nosotros
Virgen de Guadalupe,
R/ Ruega por nosotros
 
Cordero de Dios que quitas los pecados del mundo,
R/ Perdónanos, Señor
 
Cordero de Dios que quitas los pecados del mundo,
R/ Escúchanos, Señor
 
Cordero de Dios que quitas los pecados del mundo,
R/ Ten misericordia de nosotros...
 
 

     Bajo tu amparo nos acogemos, Santa Madre de Dios, no desprecies las oraciones que te dirigimos en nuestras necesidades, antes bien líbranos de todo peligro ¡Oh Virgen gloriosa y bendita! Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar las promesas de nuestro Señor Jesucristo. Amén.

     Dios todopoderoso, que derramaste el Espíritu Santo sobre los apóstoles, reunidos en oración con María, la Madre de Jesús, concédenos, por intercesión de la Virgen, en su advocación del Rocío, entregarnos fielmente a tu servicio y proclamar la gloria de tu nombre con testimonio de  palabra y de vida. Por nuestro Señor Jesucristo. Amén.

OH Dios, cuyo unigénito Hijo, con su vida,

muerte y resurrección, nos granjeó el premio
de la salud eterna: Danos a los que recordamos
estos misterios del santo rosario, imitar lo que
contienen y alcanzar lo que prometen.

Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén

Dios te Salve, María  del Rocío Señora.
Luna, sol, norte y guía  y pastora celestial.

Dios te Salve, María todo el pueblo te adora
y repite a porfía como tu no hay otra igual.

Olé, olé, olé,  Al Rocío yo quiero volver 
a cantarle a la Virgen con fe 
con un olé, olé, olé, olé...

Dios te Salve, María manantial de dulzura.
A tus pies noche y día te venimos a rezar.

Dios te Salve, María un rosal de hermosura.
Eres tu Madre mía de pureza virginal.

    

     Bendita sea tu pureza y eternamente lo sea, pues todo un Dios se recrea en tan graciosa belleza, a ti celestial princesa, ¡OH Virgen Sagrada María! yO te ofrezco en este día, alma vida y corazón, mírame con compasión. No me dejes madre mía y échame tu santa bendición que recibo en Nombre del +Padre, del +Hijo y del +Espíritu Santo. Amen.

 
 
 
 
 
 

     La hermandad de Nuestra Señora del Rocío ROCIEROS DE CORAZÓN  es una hermandad muy joven, establecida canónicamente en la Arquidiócesis de Mérida en Venezuela, pero con hermanos regados por todo el mundo debido a su propia constitución y esencia. Por tal motivo, la junta de hermanos mayores cada año  propone una celebración de pentecostés que incluye el rezo del rosario durante todos los días del mes de mayo, especialmente cada sábado del mes, en casa de alguna familia anfitriona, recordando las promesas de la Virgen además de una novena y en ocasiones el triduo preparatorio con misas en honor a Nuestra Señora los tres sábados anteriores al domingo de pentecostés.

 Este año por razones mas que obvias, toda planificación o posibilidad de compartir estampitas, volantes, mensajes del modo tradicional con los hermanos es imposible, razón por la cual se comparte a través una formula estándar de celebración que incluye a novena, la vigilia y la misa para que desde sus casas todos los hermanos puedan acompañarnos, porque donde está un rociero, estamos todos los rocieros de corazón.  Hemos recibido con alegría la buena noticia de la apertura parcial de la parroquia de Almonte y la noticia que presumíamos: la Virgen permanecerá en Almonte hasta mayo de 2021... 

     El rosario tradicional pertenece a la compilación hecha por la hermandad para celebrar el mes de mayo y la novena es una adaptación de la más antigua novena de Almonte re editada en 2016, que debemos a la curiosidad de nuestra hermano mayor para las Américas Don Roger Navas Balladares. Que disfrutéis de este espacio tanto como disfrutamos nosotros haciéndolo para ustedes,  A todos nuestros hermanos, amigos y esos rocieros de corazón que comparten nuestra fe, les deseamos un maravilloso mes de mayo, una magnifica celebración de pentecostés y QUE VIVA LA VIRGEN DEL ROCÍO...

 

Las ofrendas florales y ramos de nuestra hermandad son de Floristería Anaflor en Almonte, tofo nuestro material religioso, cofrade, incienso, varas, medallas y cordones son de Arte Sacro San Fernando Sevilla...


Soy rociero es la página web de la humilde, fervorosa. paciente y caritativa hermandad de Nuestra Señora del Rocío: Rocieros de Corazón, hermandad rociera establecida canónicamente en Mérida, Venezuela


Este espacio de rige por las normas internacionales del ciber espacio, respeta todos los derechos de Copyright y no toma datos de de sus cibernautas. info@soyrociero.com


VIVA LA VIRGEN DEL ROCÍO, VIVA ALMONTE, VIVA LA HERMANDAD MATRIZ, VIVA EL PASTORCITO DIVINO, STAT CRUX DUM VOLVITUR ORBIS Y QUE VIVA LA ,MADRE DE DIOS

VIVA LA VIRGEN DEL ROCÍO, VIVA ALMONTE, VIVA LA HERMANDAD MATRIZ, VIVA EL PASTORCITO DIVINO, STAT CRUX DUM VOLVITUR ORBIS Y QUE VIVA LA ,MADRE DE DIOS